Tras dos meses de espera, Bravo de Laguna nos ha remitido el coste de campaña insularista de promoción de la plataforma “Por Gran Canaria, sí podemos”, que ha costado a toda la ciudadanía de Gran Canaria la friolera de 90.000 euros. Por ello, criticamos a Bravo por el despilfarro de un total de 15 millones de las antiguas pesetas, un gasto indecente e inútil, con fines absolutamente partidistas, y además, por mentir a la ciudadanía, ya que el 23 de agosto aseguró en una rueda de prensa que el coste total de la campaña era de 70.000 euros, y no es así.

Los socialistas en el Cabildo solicitamos, por escrito el 9 de julio, de conformidad con el Reglamento de Organización  funcionamiento del Pleno y sus Comisiones del Cabildo de Gran Canaria, información de los gastos de la campaña publicitaria y de recogida de firmas denominada “Por Gran Canaria, sí podemos”, lanzada por el Presidente Bravo hace unos meses contra el
Gobierno de Canarias y costeada con dinero público de toda la ciudadanía.

El referido Reglamento, en su artículo 16, obliga al Gobierno a responder en cinco días. Tras la negativa a responder  la cuantía exacta, reiteramos dicha solicitud el 17 de julio, sin obtener información al respecto. Ante ello, el pasado 26 de julio, y ya con advertencia de exigencia de responsabilidades jurídicas, los socialistas volvimos a exigir el importe exacto de la citada campaña. La realidad es que esta información nos llegó ayer, 4 de agosto, es decir, dos meses después de haberla solicitado.

En la información remitida por el Presidente se detalla que ya lleva gastados 89.525 euros, sin contar los gastos ocasionados “por el fallido acto” celebrado en el Paraninfo, que ya entonces puso de manifiesto que esta plataforma la impulsa el PP.

El Presidente ha respondido mal y tarde. Mal porque se permite calificar como “inadecuadas” el tono de nuestras preguntas, así como la extensión y el detalle de las mismas y tarde porque, incumple, reiteradamente y con creces, los plazos establecidos.
Bravo, con su actitud, está acreditando que la labor de control le produce urticaria y que, cada día, para él, democracia y gobierno están cada vez más distantes.

Bravo hace todo esto tras saltarse, de forma reiterada, el derecho que asiste a l@s representantes elect@s de la ciudadanía, a poder recabar información sobre los expedientes que obran abiertos en el Cabildo sean cuales sean la extensión de los mismos y el
detalle que tengan. Le guste o no al señor Presidente.

En este sentido, queremos manifestar que los comentarios fuera de lugar del Presidente ante nuestras preguntas demuestran lo mucho que le molesta que la ciudadanía sepa que se está gastando el dinero de todos en propaganda de su Partido. Lo increíble es que tras el fracaso que está teniendo la campaña, siga con la misma. Esto es inaudito.

Mientras Bravo se preocupa de esta campaña, no se ocupa de los proyectos estratégicos para Gran Canaria, que siguen paralizados por los gobiernos del PP.

Por último, no podemos pasar por alto que el incremento en publicidad y propaganda desde que entró Bravo en el Cabildo ha sido del 147%. La legislatura de Bravo se está caracterizando por su promoción a bombo y platillo, pagada con dinero de todos, y la escasez de nuevos proyectos que beneficien a nuestra Isla.

Puede que también te guste...