UNO DE NOVIEMBRE

 

 

 

 

Cementerio de Las Palmas

UNO DE NOVIEMBRE

La ciudad es el reflejo de la vida de las personas que la habitan y, de algún modo, expresan los sentimientos de su gente. A pesar del paso del tiempo, de la velocidad o del vértigo que marcan los ritmos de la vida y que nos conducen a ciudades un tanto deshumanizadas, hay días en que casi todo permanece inmutable. La tradición se adueña de nuestro tiempo y el recuerdo de los que ya no están con nosotros se hace especialmente visible.

Hoy, festividad de Todos los Santos, es uno de esos días en que cualquier ciudad, cualquier pueblo de nuestro entorno, parecen detenidos en el tiempo y la rutina cotidiana resulta alterada por las campanas de las iglesias, por las flores y por las visitas a nuestros cementerios.

Hoy Uno de Noviembre es día para el sosiego y el respeto, pero especialmente, es día para el recuerdo de quienes ya no están con nosotros.